LETRAS REGALADAS PARA AQUELLOS QUE QUIEREN SOÑAR

Querido Ser humano:

El libro que tienes en tus manos es una bella iniciativa que se gestó en lo más profundo de nuestros corazones. La impotencia que nos atenazaba el alma observando impávidos el sufrimiento de nuestros hermanos y hermanas de HAITÍ, nos movió a parir una idea por la incipiente necesidad HACER ALGO, de manera que lanzamos al aire y a algunos correos electrónicos invitaciones para todos nuestros bellos amigos y amigas: escritores, ilustradores, fotógrafos, dibujantes, personas comprometidas…bellísimas personas. Se trataba de colaborar con lo que cada uno hiciera mejor, una aportación para conformar un libro.

Teníamos la absoluta certeza de que entre todos y todas haríamos un trabajo bello, porque las ideas que nacen del corazón se convierten en bellas realidades casi indefectiblemente. Y esta es una historia con corazón. La respuesta no se hizo esperar y una auténtica avalancha nos inundó el correo de colaboraciones y los ojos de lágrimas, y poco a poco con trabajo y amor conformamos esta aventura que vas a emprender en forma de LIBRO y que desde que la has adquirido ya ha cumplido su misión. AYUDAR A NUESTROS HERMANOS Y HERMANAS HAITIANOS.

Este no es un libro cualquiera, porque tiene alas, y tiene corazón, si te lo acercas huele a cariño, lo rodean todo los colores del arco iris, sabe de todas las lenguas del mundo porque de todo el mundo nos llegaron letras. Letras solidarias, letras llenas de solidaridad. Es un libro vivo que sabe para que nació, y se siente orgulloso de sí mismo.

El corazón de la tierra late de alivio, hace días que llora desconsolada; tuvo que estornudar, no le quedaba otra opción que estornudar, llevamos demasiado tiempo tocándole las narices, tiene la paciencia de una madre pero todo tiene un límite, y como una madre llora también lo que ha ocurrido, todos y cada uno de sus habitantes son sus hijos e hijas queridos... ¡qué lástima que haya tenido que ser así! Actuemos como la gran familia que somos como EL TODO que somos, por nuestros y nuestras hermanas y por nuestra madre que llora su dolor.

Prólogo: Teresa Delgado Duque

viernes, 16 de enero de 2015

ESPERANZA PARA UN MUNDO MEJOR, de Yael Meirovich


                                                             
Fotografía de Teresa Delgado Duque, 2010 (Libro solidario Haití)

Cuando nos abaten estas noticias de daño y dolor,
que hieren y apabullan a personas de nuestro mundo,
Se instalan la tristeza y la impotencia en lo más profundo de mi ser,
Todo mi interior se siente sacudido,
y crece el anhelo que desde la introspección se extendiera para ayudar al resto de la gente, sobre todo a esa gente que llora y sufre impotente.
Así, de pronto, entendemos que no hay fronteras para ayudar. No hay límites.
También vislumbramos que quizás otra vez necesitaremos que otros nos ayuden.
El corazón nos exige que hagamos algo por los demás,
Sea lo que fuere nunca será poco para brindar alegría.
La primera lección de este tremendo sufrir que tanto nos agota cuando sufren otros,
es que hay que aprender a compartir.
Sepamos sonreír como bálsamo para esos sufrimientos.

Todo ello debe ayudarnos a vivir el día a día, ser mejores personas y no olvidar las cosas importantes: 

solidaridad, 
             esperanza,
                               y alegría.

 Yael Meirovich


Texto y fotografía pertenecientes al libro solidario para Haití (Letras regaladas para aquellos que quieren soñar, 2010)

No hay comentarios :

Publicar un comentario