LETRAS REGALADAS PARA AQUELLOS QUE QUIEREN SOÑAR

Querido Ser humano:

El libro que tienes en tus manos es una bella iniciativa que se gestó en lo más profundo de nuestros corazones. La impotencia que nos atenazaba el alma observando impávidos el sufrimiento de nuestros hermanos y hermanas de HAITÍ, nos movió a parir una idea por la incipiente necesidad HACER ALGO, de manera que lanzamos al aire y a algunos correos electrónicos invitaciones para todos nuestros bellos amigos y amigas: escritores, ilustradores, fotógrafos, dibujantes, personas comprometidas…bellísimas personas. Se trataba de colaborar con lo que cada uno hiciera mejor, una aportación para conformar un libro.

Teníamos la absoluta certeza de que entre todos y todas haríamos un trabajo bello, porque las ideas que nacen del corazón se convierten en bellas realidades casi indefectiblemente. Y esta es una historia con corazón. La respuesta no se hizo esperar y una auténtica avalancha nos inundó el correo de colaboraciones y los ojos de lágrimas, y poco a poco con trabajo y amor conformamos esta aventura que vas a emprender en forma de LIBRO y que desde que la has adquirido ya ha cumplido su misión. AYUDAR A NUESTROS HERMANOS Y HERMANAS HAITIANOS.

Este no es un libro cualquiera, porque tiene alas, y tiene corazón, si te lo acercas huele a cariño, lo rodean todo los colores del arco iris, sabe de todas las lenguas del mundo porque de todo el mundo nos llegaron letras. Letras solidarias, letras llenas de solidaridad. Es un libro vivo que sabe para que nació, y se siente orgulloso de sí mismo.

El corazón de la tierra late de alivio, hace días que llora desconsolada; tuvo que estornudar, no le quedaba otra opción que estornudar, llevamos demasiado tiempo tocándole las narices, tiene la paciencia de una madre pero todo tiene un límite, y como una madre llora también lo que ha ocurrido, todos y cada uno de sus habitantes son sus hijos e hijas queridos... ¡qué lástima que haya tenido que ser así! Actuemos como la gran familia que somos como EL TODO que somos, por nuestros y nuestras hermanas y por nuestra madre que llora su dolor.

Prólogo: Teresa Delgado Duque

miércoles, 4 de febrero de 2015

ACRÓSTICO COMO COLABORACIÓN CON NIÑOS DE HAITÍ, de Edith Marlene Zerpa Quintero

¡Por la salud y vida familiar positiva en niños de Haití!

Un niño de Haití mira atentamente mientras es fotografiado. ¿Cómo se puede ayudar a los niños?
 Foto: Reuters
http://www.rtve.es/noticias/especial-terremoto-haiti/fotos/galeria/

Desde hace mucho tiempo, Haití vive en precaria situación y, después del terremoto del 2010, empeoró su condición.
Entonces, gran asistencia se amerita como visión, la cual sea conducente a organizar recursos desde la coordinación.
De allí, las facilidades a personas afectadas para ganar ascensión, ligada al propio sustento y a la pronta readaptación.
Intentemos, asimismo, poner nuestra letra como aportación, a favor de la dignidad humana, por medio de la recitación. 
Con miras a minimizar consecuencias de la destrucción, atendamos nacimientos y primera infancia como priorización.
A partir de esto, los organismos robustecen la sanación, con base en la asistencia médica y la inmunización. Por tanto, 
Demos, al unísono, respuesta humanitaria a este caso en cuestión, el cual ha pasado a ser más que una periódica publicación y 
os aliento a fortalecer lazos familiares como principal inversión, en circunstancias como ésta, de suma y colectiva consternación. 
A Save the Children damos gracias por su tan loable misión, de socorrer a niños desvalidos desde la muy buena intención!
Leo: “Cólera, amenaza de epidemia en extinción”; sin embargo, a cada haitiano le urgen hábitos saludables como formación.
O sea, enseñarle mediante programas de manutención, sobre agua e higiene, a través de diversos planes de acción.
 Además,
Sigue presente preferir necesidades con jerarquización, tales como: bebida, alimento, desecho, medicina, ropa y habitación. 
Niñas, niños y adolescentes haitianos, a pesar de la pública y privada gestión, igual viven con acceso limitado a la educación. Son
 Infantes huérfanos de ambos padres en la convulsión y hoy carecen de una familia sustituta como la más confiable protección.
Ña, ñe, ñi, ño, ñu que, por asociación, son simples sílabas sugerentes a escuelas en construcción, en las cuales se brindarán 
Oportunidades a afectados para superar la dura ocasión y así aminorarles tanto la incertidumbre como el caos y la aflicción. 
Solos y resilientes esperan, ya sea por mucha o poca predicción, tener mejor futuro cónsono con una rápida compensación. 
Honro con este acróstico a niña, niño y adolescente en sumisión, por estar involucrados en difícil e incómoda posición.
 Pues,… 
A cinco años del terremoto en Haití nación, aún existen menores de edad refugiados en escalas de prominente proporción e 
Insisto, todavía se ven chicos indefensos con gran desilusión, por falta de una física, mental, afectiva y moral recuperación. 
Tanto es que se requiere un plan internacional de contingencia en unión, con miras a acelerar la respectiva y certera solución. 
Inquieta proponer, ahora, en áreas de relegación que a los vulnerables, a ellos, les llegue mucha más la atención. Por ejemplo, 
Acciones positivas, muy necesarias para prevenir otros focos de infección, así como también, los abusos y casos de explotación. 
Necesitan jovencitos de ingenuo corazón, de una espontánea, masiva e incondicional ayuda, asesoría y protección.
 Por ello, 
Os invito, escritores de Venezuela y cada población, se incorporen en términos de una fraternal y altruista contribución. 
Luego,
 Salud y vida familiar positiva es deseable en cada cohesión, sobre todo, si es por personas en etapa de progresiva maduración.

 Edith Marlene Zerpa Quintero Investigadora, escritora, educadora y orientadora familiar @VidaFamiliarPP
 República Bolivariana de Venezuela, 
Caracas, 25 de enero de 2015

2 comentarios :

Jessie Marrero dijo...

Muchísimas gracias por la publicación, amigo Pablo Castro! Veo que el presente acróstico les llegó en orden alterado. Debería leerse en forma vertical: "DEDICADO A LOS NIÑOS HAITIANOS" Sin embargo, las letras mayúsculas se conservan entre líneas. Por tal motivo, si los lectores releen el mencionado escrito, podrán darse cuenta que eso fue lo que escribí. Ese sería mi comentario... Gracias, nuevamente, reciban un abrazo de mi parte y hasta otra oportunidad! Edith Marlene Zerpa Quintero @VidaFamiliarPP

Javier y Pablo dijo...

Lo solucionaré en la màxima brevedad posible. Lo compartí tal cual me llegó y no me di cuenta. Un abrazo!!!! Pablo.

Publicar un comentario